05 enero 2011

Historia de la Bossa Nova # 4 | Tom Jobim & Vinícius de Moraes

Dentro de la Historia de la Música Popular Brasileña (MPB) en general y de la Bossa Nova en particular, hay un antes y un después desde que el músico Antônio Carlos Jobim, fuera presentado en el verano de 1956 oficialmente al poeta y ex-diplomático Vinícius de Moraes en el bar Casa Villarino, un local situado hasta el día de hoy en la Avda. Calógeras 6, en pleno Centro de Rio de Janeiro.
Allí habitualmente, se reunía lo más selecto de la bohemia intelectual carioca de la época.
Entre los clientes habituales, además del citado Vinícius de Moraes, estaban Dolores Durán, Aracy de Almeida, Ary Barroso, y/o Pablo Neruda entre otros.


Este histórico encuentro se produjo un día por coincidencia, en que Vinícius comentó entre sus amigos, que estaba buscando un músico-compositor para que realizara la banda sonora de una pieza teatral que tenía prácticamente acabada, llamada "Orfeu da Conceição" / "Orfeu Negro".
La Obra estaba basada en la tragedia mitológica griega de Orfeu y Eurídice, y estaría ambientada en las favelas de Rio de Janeiro.

Escuchando esto, el periodista Lúcio Rangel, oportunamente puso en contacto a Tom & Vinícius presentes aquel día en Casa Villarino.


Con los decorados diseñados por el arquitecto Oscar Niemeyer, "Orfeu da Conceição" fue estrenada en el Theatro Municipal de Rio de Janeiro, el 25 Septiembre de 1956.
Posteriormente, en 1959 y basada en la misma pieza teatral, se filmaría la película "Orfeu Negro" dirigida por el francés Marcel Camús y ganadora de la Palma de Oro, Oscar y Globo de Oro de Hollywood.

La colaboración de ambos en "Orfeu da Conceição", fue el inicio de una relación musical fantástica, consolidándose en temas de leyenda como "Eu sei que vou te amar", "Insensatez", "A Felicidade", "Água de Beber" y/o "Chega de Saudade" entre otras muchas.




Contenido del reproductor Rádio Itaú Cultural.mp3:

Tom Jobim cuenta el encuentro con Vinícius en el bar Casa Villarino (RJ)
Tom Jobim - "Se todos fossem iguais a você"
Agostinho dos Santos - "A Felicidade"
Vinícius de Moraes – "Mulher, sempre mulher"
Tom Jobim & Vinícius - "Garota de Ipanema" (Canecão 1977)
Tom Jobim – "Eu sei que vou te amar"
Elis Regina – "Brigas nunca mais"
Alisette - "Estrada Branca"
Vânia Bastos – "Canta, canta mais"

Mención especial para "Garota de Ipanema" (1962), una de las canciones más versionadas y reproducidas en todo el mundo.
La história de cómo nació esta canción convertida en mito, en este caso tiene una base fiel y comprobable.


Ambos amigos, eran clientes habituales del "Bar Veloso" (hoy "Garota de Ipanema"), que hacía esquina con las "ruas" (calles) Prudente de Morais y Montenegro (hoy Vinícius de Moraes).
Estratégicamente, Tom & Vinícius ocupaban siempre la misma mesa bebiendo "chopp gelado" (cerveza de barril fría), para ver pasar a una chica "garota" en particular, que caminaba en dirección a la playa de Ipanema.

La chica se llama Helô Pinheiro, e inspiró versos como:
"Chica de cuerpo dorado por el sol de Ipanema / Su "balançado" (movimiento de caderas al caminar) es más que un poema / Es la cosa más linda que yo he visto pasar... / Ah, si ella supiera que cuando ella pasa, el mundo entero se llena de gracia y es más bonito por causa del amor."

Helô Pinheiro, la auténtica "Garota de Ipanema" (2008), a los 63 años



El perfil personal y humano de Tom Jobim, queda reflejado perfectamente en el prólogo del libro biográfico "Um Homem iluminado" de su hermana Helena Jobim:

Mi hermano Tom Jobim tiene mucho en común con cualquier brasileño.
Infancia, desarrollo de la niñez, adolescencia, joven y hombre brasileño, en sus distintas fases.
Tom, es Antônio Carlos Brasileiro de Almeida Jobim.
Hijo, hermano, padre y abuelo. Marido dos veces.
Carioca, habitante de Rio de Janeiro.
De Ipanema, Leblon, Copacabana, Jardim Botânico.
Observador del mar, de la Lagoa, de las chicas bonitas y anónimas que pasan y desaparecen en dirección a la playa.
Del viento que bate en los acantilados rocosos de Rio. Y también del pájaro que cruza el cielo limpio, el horizonte: urubutinga, jereba, urubupeba.
Ama los diccionarios, Drummond, el lápiz de grafito blando bien afilado para anotar en el pentagrama.
Todo bien limpio, como las notas deben sonar en el piano.
Como debe ser la vida. Como todo.

Así es el hombre que tiene mucho en común con la gente que toca el piano, que compone, que le gusta Caymmi, Ary Barroso y Villa-Lobos.
De ahí surge una música nueva y desconocida, la Bossa-Nova.
Es el Samba de Rio de Janeiro, visto por un ojo transformador.
Simple y refinado, sintético, económico, sofisticado, completamente moderno.
Música transparente y cristalina.
Música brasileña (civilizadora y universal) que llega hasta el Carnegie Hall y mucho más allá.
Y érase una vez, un día en que suena el teléfono en un bar de Ipanema (Bar Veloso): Al otro lado está Frank Sinatra, invitando a Tom para grabar.
De ahí en adelante y cada vez más, Tom Jobim se convierte en una personalidad pública.
Es difícil la convivencia entre la celebridad y el hombre.
Entre el éxito y la intimidad.
Y se llega a pensar si no fue la fidelidad a Rio de Janeiro (al conjunto de las vivencias que la ciudad ofrece) la línea de equilibrio entre lo humano y lo artístico.
La ciudad que le inspiro sin carencias, a la cual siempre volvió, hasta en la muerte.


Por su parte, Vinícius de Moraes, también carioca, poeta, escritor, compositor, diplomático, llevó a la práctica de su vida diaria su ética y filosofía de vida. Eterno enamorado, se casó 09 veces.

Marcos Vinícius da Cruz de Melo Moraes, vivió exactamente como escribía, intensamente, si como cada segundo fuese el último.
Amaba como respiraba, y bebía como amaba. Bohemio integral.
Era famosa su gran generosidad, compartindo con sus amigos todo lo que tenía.

Famosas también sus eternas despedidas con su gran amigo y también poeta Pablo Neruda, dónde después de constantes y efusivos abrazos, ambos amigos se separaban caminando en diferentes direcciones. Entonces, ambos volvían la cabeza para mirar al otro, y corrían de nuevo al encuentro entre nuevos abrazos interminables..., aplazando esa despedida para otro día.




Sei lá..., a vida é uma grande ilusão / Vinícius de Moraes

Hay días, en que me quedo pensando en la vida,
Y sinceramente, no veo salida
Como por ejemplo, es fácil de entender,
Que nada más nacer, empiezas a morir.

Después de la llegada viene siempre la partida,
Porque no existe nada sin separación...

No sé, no sé..., la vida es una gran ilusión,
No sé, no sé..., sólo sé que ella tiene la razón.

Desconocemos que males pueden estar llegando
Pretendiendo superar y fingiendo olvidar
Nada renace antes que se acaba
Y el sol del amanecer primero tiene que anochecer
No vale de nada, quedarse fuera (al margen)
La hora del "Sí", es el descuido del "No"...

No sé, no sé..., sólo sé que es necesaria la pasión,
No sé, no sé..., la vida tiene siempre razón.



Como siempre, gracias a Claudinha Menescal por facilitar a BNClube fotos de su archivo personal para este nuevo post.
Fantástico el libro de Helena Jobim "Um Homen Iluminado" / "Un Hombre Iluminado", dónde cómo espectadora de excepción, cuenta con detalle la biografía de su hermano Tom Jobim, tanto en su faceta artística como en su lado humano.
Gracias a Rádio Itaú Cultural por estos archivos sonoros (20 capítulos), que sintetizan la Historia de la Bossa Nova.