30 mayo 2012

Ho-ba-la-lá | En busca de João Gilberto (2ª parte)


Hace várias semanas que terminé de leer el libro Ho-ba-la-lá que escribió el periodista alemán Marc Fischer / Sensacional…!
Todo un trabajo de investigación sin escatimar en gastos y esfuerzos con el único objetivo de cumplir el sueño de conocer personalmente a João Gilberto.

En Abril de 2011 y a sólo unos días de la presentación de su libro Ho-ba-la-lá, Marc Fischer se suicidó arrojándose por la ventana de su apartamento en Berlín.


Marc Fischer

Sin desvelar aquí el final y/o desenlace de este libro apasionante, voy a transcribir literalmente la que para mí es la parte más interesante de toda esta real y "alucinante" historia.


Se trata de la larga conversación que mantuvieron Fischer y Claudia Faissol, compañera y madre de Luiza Gilberto "Lulu", la hija pequeña de João Gilberto.
El encuentro tuvo lugar en un restaurante árabe situado en la Lagoa Rodrigo de Freiras en Rio de Janeiro.

Marc: Hola
Claudia: Que tal…? responde ella extendiendo su mano / Ésta es Lulu…
Marc: No consigo parar de mirar a la niña fijamente… / Sé que no es muy educado, pero no puedo evitarlo…
Claudia: Ya lo sé… (comenta Claudia), Lulu es la cara de su padre… / Tiene la cabeza, la nariz y la boca de João…, sólo los ojos son cómo los míos. / Nos sentamos allí?
Marc: Claudia se despide de Lulu y de su babá (cuidadora) y nos sentamos en un lugar discreto del restaurante árabe con forma de tienda beduina / Claudia habla un poco de alemán que aprendió cuando cursaba estudios en una Escuela de Suiza / Ella pide una caipirinha con poco azúcar y yo una cerveza.
La pregunto directamente: Claudia, desde hace décadas, miles de periodistas vienen pidiendo a João la posibilidad de hacer un reportaje y/o entrevista con cámara de TV.
Mil veces él dijo no… Cómo es que João te concedió a ti, ese permiso?
Claudia: No es porque yo sea muy inteligente, bonita y/o una mujer especial…, creo que la razón es porque desde el comienzo, me interesé apasionadamente por todo lo que él hace.
Cuando me conoció, creo que João sintió: Esta chica quiere entenderme, quiere entender lo que significa la Bossa Nova.
Marc: Cómo es que él puede sentir eso…?
Claudia: João me conoce desde que yo era pequeña…
Era amigo de mi padre, que fue su dentista / La música de João y su historia personal siempre me fascinaron.
Estudié música en el Berklle College de Boston, intentando buscar material relacionado con la historia de la Bossa Nova, una tarea allí complicada y prácticamente no encontré nada nuevo o relevante…
Después de vivir aquello, 15 años atrás, tuve la idea de acompañar los pasos de João, inventor de este maravilloso estilo musical.
Marc: Cómo reaccionó él…?
Claudia: Inicialmente, entró en pánico, claro.
El me dijo: Claudia, eres muy bienvenida, puedes acompañarme a los Conciertos y anotar todo lo creas conveniente, pero odio los micrófonos, las cámaras y las fotos. Ellos (los profesionales del medio), siempre modifican y alteran todo lo que graban…
Con esos comentarios, la primera cosa que hice fue dejar apartada a un lado la cámara, y empecé a acompañar a João por Francia, Italia, Tokio y New York / Pero en algún momento, tuve la clara visión de que registrar por escrito todo lo que escuchaba y veía, no era suficiente para mí…
Escribir es una práctica poco moderna para estos tiempos, donde la imagen es fundamental. Además, en Brasil casi nadie lee…
Después de una larga batalla, conseguí convencer a João de poder utilizar una pequeña cámara de vídeo / Comenzamos este trabajo hace 10 años en el Carnegie Hall de New York. Después de aquello, fui reuniendo cada vez más material.
Marc: Y en qué fase estás ahora?
Claudia: Para mí, el reportaje documental sobre João, está prácticamente terminado.
Hasta realizamos un tráiler de 10 minutos, pero no quiero dar todo por finalizado hasta que João dé su aprobación definitiva / Él tiene que escoger la música principal y aclarar algunos detalles importantes / Pero infelizmente, siempre tiene mucho que hacer.
Marc: Además de tocar el violão…, que tiene que hacer?
Claudia: Precisamente eso, tocar el violão / João toca más de 12 horas diarias / No consigue parar con esa rutina existencial.
Marc: (Claudia me mira, sonríe un poco insegura y bebe un trago de la caipirinha) / Entonces, desde hace bastantes años tienes mucho material sobre un hombre que está todo el tiempo tocando el violão, y no consigues acabar el documental porque él está tocando el violão todo el tiempo…, es eso...?
Claudia: Así es exactamente.

Marc: Vosotros dos, sois pareja…?
Claudia: No / Fuimos pareja durante algún tiempo, pero es imposible vivir con él…
Lo intenté, pero con João no se ve la luz del día / Es vivir en un aislamiento total. Tenemos una hija en común, le quiero mucho, nos vemos regularmente, pero cada uno tiene su vida independiente.
Marc: Cómo fue que te enamoraste de él...?
Claudia: Fue sucediendo poco a poco, sin querer… / A lo largo del trabajo, me iba desesperando con el hecho de que João no hablaba, nunca explicaba nada / João no funciona como el resto de las personas, él no te da ninguna información sobre nada.
Canta, toca, y sólo puedes registrar eso.
Entonces, pensé que necesitaba vivir con él para poder entenderle, del mismo modo que la música tiene que ser aprendida y/o escuchada con atención por la gente / Desde aquella sensación intuitiva que tuve, comencé cada vez a pasar más tiempo con João.
Marc: O sea, que te apasionaste por el objeto de tu estudio…
Claudia: Cuando se pasa bastante tiempo al lado de una persona tan inteligente y con tanto talento, es prácticamente imposible estar a salvo de mantener una relación íntima / Está claro que luché contra todos esos sentimientos cuando me di cuenta de lo que me estaba sucediendo / Por entonces, yo era casada, y João era un hombre muy mayor para mí.
Aunque intentaba evitarlo, continuaba como hipnotizada caminando irremediablemente en su dirección, con el agravante de que ya tenía todo el material para realizar el documental. Fue entonces cuando lo supe: Amo João.
Marc: Pasaron 2 años hasta que admitisteis públicamente que tu hija era de él…
Claudia: Aquello fue un infierno y un enorme escándalo social / Mi familia es muy tradicional. Sin el cariño de mis amigos, no habría soportado aquellos momentos / Yo no estaba ni siquiera un poco preparada para lo que me esperaba…
No sabía cómo contar aquella relación a mi marido, ni cómo explicárselo a mi familia… / Me bloqueé completamente / Y para completar el asunto, la locura más grande fue quedarme embarazada.
Marc: Si teníais relaciones sexuales, es lo más normal, no?
Claudia: Sí, pero un poco antes de eso, mi médico me dijo que era muy poco probable que algún día yo pudiese tener hijos / Quería hacerme una cirugía, pero por causa de los viajes de João, no conseguía marcar una cita / Y de repente, vino Lulu.
Marc: Como reaccionó João…?
Claudia: Muy feliz / João amó a la niña desde el primer momento.


Lulu Gilberto & Claudia Faissol


Marc: (Aquí llega Lulu... / Le da a su madre una flor amarilla y un abrazo / Después viene hasta mí y me da una flor igual) / Que sorpresa, gracias Lulu…!
Lulu: De nada. Puedo conseguir alguna más si usted quiere… / Son de un árbol.
Marc: De qué árbol?
Lulu: No sé, de un árbol de allí…
Marc: Lulu, hablas un inglés perfecto / Es el mejor inglés que he escuchado en Brasil / Cómo es que hablas tan bien?
Lulu: Gracias / Estoy en el primer curso.
Marc: Fantástico, y cómo te va en la escuela?
Lulu: Me gustan las Matemáticas y la Música.
Marc: Las Matemáticas? En serio…?
Lulu: Sí, porque son muy entretenidas y tienen bastante dibujos / Y en la clase de música, cantamos mucho…
Claudia: Lulu, no quieres cantar la canción que acabas de aprender? / Aquella para el día de las madres?
Marc: Lulu canta / Suave y tímidamente / Canta muy bien, bonito, llegando a dar alegría en el corazón… / Lulu: "Meu coração / Não sei por quê / Bate feliz / Quando te vê…"
Claudia: Es una canción tradicional antigua, llamaba Carinhoso, de un compositor llamado Pixinguinha.
Marc: (Lulu y la babá se despiden y vuelven a su lugar de juegos) / Es increíble Claudia…, canta como João.
Claudia: Sí. Es lo que João la enseña.
Marc: Él es buen padre?
Claudia: Maravilloso, haría cualquier cosa por ella. / João tiene mucho respeto por Lulu / Dice que parece que ella tiene cien años en vez de seis / Juega con ella. Toca para ella, como hizo con Bebel y Marcelo / Cantan juntos, ven fútbol juntos, asisten por TV a los partidos del Vasco da Gama.
Lulu está teniendo la mejor educación musical precoz que podría tener / Es el mejor regalo que podría tener / Sólo que João algunas veces se olvida, que la niña tiene también que hacer sus tareas…
Marc: Con qué frecuencia él ve a la niña, si duerme durante el día?
Claudia: En general, Lulu ve a su padre los fines de semana / Es peligroso cuando ella va a visitarle durante la semana, porque entonces, él quiere que falte a la escuela, para que pueda escuchar con él los pájaros, el viento o cosas de ese tipo…
Marc: Cómo explicas a la niña la existencia de él…?
Claudia: La verdad es que no es nada fácil para Lulu admitir la complicada personalidad de su padre / Las reuniones de la escuela, los cumpleaños de los otros niños y todo en lo que los demás padres acompañan y viven naturalmente con sus hijos, no funciona con João.
Le he explicado a Lulu que su padre es diferente, que es músico, que en realidad es un genio de nuestro tiempo / Que su padre es capaz de hacer cosas que los demás hombres de traje no saben: Crear belleza, emocionar.
Ella lo ha comprendido y trata a João con respeto, con dignidad, y no como si fuese un desequilibrado o alguien de otro planeta.
Marc: Claudia, en su opinión, João no está un poco desequilibrado y/o perdido…?
Claudia: No...! / En absoluto / Sólo que João es extremadamente introvertido y muy, muy sensible / Tiene un buen corazón.
Por poner un ejemplo, lo que para cualquier artista podría suponer sólo un contratiempo o una simple "piedra" en su carrera musical, lo que hace años hizo con él la grabadora EMI, le afectó profundamente. Le dejó muy triste, casi muerto, y hasta el día de hoy no lo ha superado.
(artículo Bossa Nova Clube CD Digital = Legal? / 24.08.2010)

Marc: En concreto que fue lo que hizo la discográfica…? / (Claudia saca de una bolsa 3 discos, como si fuera a mostrar las pruebas de un crimen.
Claudia: Estos son los 3 discos perdidos / Chega de Saudade, 1959 / O amor, o sonriso e a flor, 1960 y João Gilberto de 1961.
La grabadora EMI "destruyó" estos 3 discos míticos, cuando digitalizó los LPs para lanzarlos en el formato CD / Unilateralmente, mezclaron y ecualizaron las canciones de nuevo, añadieron instrumentos, dejando el violão de João en un segundo plano, casi desaparecido / Eso sin hablar de la horrorosa relación y orden de canciones que se inventaron / En resumen, desfiguraron completamente la obra fundamental de la vida de João Gilberto / Destrozaron los discos y las músicas que hasta hoy son los auténticos pilares de la Bossa Nova / Una perversa deslealtad con la historia musical de Brasil.
Marc: De verdad, es todo eso tan negativo…? / Yo tengo una versión en CD de "Chega de Saudade", editado por un humilde sello inglés, y el sonido es bueno…
Claudia: Para tus oídos, tal vez / Pero no para los de João, y, desde hace poco tiempo, tampoco para los míos / Al principio, también pensé que todo esto era una locura / Después pedí a un Estudio de Grabación, una completa medición profesional de las frecuencias y dinámicas del audio de las canciones originales / El sorprendente resultado fue que las canciones originales grabadas en los 3 LPs de la época, son muy diferentes a las del CD digital.
No son las frecuencias y ecualizaciones que se pueden escuchar en las matrices originales, aquellas que João y sólo João determinó cuando las grabó en su día en el estudio hace + de 50 años / João, con su oído perfecto, enseguida percibió lo que habían hecho con su obra.
Marc: João consigue escuchar todo eso, así, sin más…?
Claudia: Es difícil de creer... / Él escucha todo, hasta los detalles más insignificantes…!
Nada le funciona mejor que el oído / Tiene un oído privilegiado, de otro mundo... / Es capaz de decir en que tono está cantando un canario, si la bocina de un coche está desajustada o que acorde combina mejor con una brisa de verano.
Y lo que es más sorprendente: Conoce perfectamente cómo tiene que vibrar separadamente cada cuerda de su violão, para que suene exactamente como él quiere / Aunque toque un acorde pulsando las 6 cuerdas al mismo tiempo emitiendo un único sonido, João escucha cada cuerda independientemente / Encuentra las armonías en el aire, cómo un mago.
Marc: Y porqué la EMI hizo eso? / Porqué estar contra João de esa manera? / Porqué buscar problemas con João?
Claudia: Por muchas razones Marc / En principio, porque a la grabadora le dá exactamente igual el respetar o no, la calidad original de las canciones / Lo único que quieren es ganar dinero fácil y rápido.
En segundo lugar, porque la discográfica, actualmente es un impersonal conglomerado inglés que incorporó la antigua Odeon brasileña / La EMI, la mayor grabadora del mundo en la época, prefería vender a The Beatles, o sea, música inglesa, en vez de vender la música de João Gilberto "made in Brazil" / Para que tengas una idea aproximada del poder de la Bossa Nova en la época, te diré que en los Grammy de 1965, el LP Getz/Gilberto ya había vencido a The Rollings Stones y a Louis Amstrong juntos.
Marc: Claudia, eso me está sonando a conspiración mediática y neocolonialismo / Exagero…?
Claudia: No, no exageras / Eso que dices es de la mayor importancia, porque se trata de uno de los mayores bienes culturales que Brasil jamás produjo, la Bossa Nova.
Esa música con tanto poder, es la Bossa Nova de João Gilberto, la música que hasta el día de hoy, conquista el mundo / Brasil por tanto, debía entrar de oficio en el proceso a favor y en defensa de João / Por esta razón llegué a hablar personalmente hasta con el mismísimo Ministro de Cultura, Juca Ferreira.
Marc: Y qué fue lo que te dijo?
Claudia: Nada importante / Que era una cuestión particular, de intereses privados y que no podía hacer nada / Por tanto soy yo la abanderada de esta importante causa, la que voy a decenas de reuniones con los ejecutivos de la EMI, la que lucho con abogados, juristas y con quién pueda tal vez hacer alguna cosa para que João se libre de toda esta maldición y consiga recibir de retorno las grabaciones originales.
Marc: En realidad, donde están las cintas originales...?
Claudia: Dice la EMI que en Brasil / Pero eso no hay quién se lo crea / Una vez nos enseñaron una parte de ellas, pero no eran las originales / Todo esto es agotador, y la justicia brasileña es la más lenta del mundo.
Marc: Claudia, has llegado a leer el contrato?
Claudia: Sí, lo leí detenidamente / Es de 1958.
Le dije: João, es que no sabes leer? / Él nunca fue buen negociador, en ese contrato dejó de exigir una serie de derechos que le correspondían / Un montón de derechos básicos.
Marc: Todo este triste asunto, es el principal motivo de su recogimiento?
Claudia: En gran parte, sí / Fue todo esta lamentable situación lo que acabó definitivamente con él / Desde entonces, João es un hombre socialmente muerto, como un mutilado de guerra.
Por hacer una comparación, imagina que tú eres Miguel Ángel y descubres que alguien pintó unos grandes garabatos en la Capilla Sixtina / O que eres James Joyce y alguien resuelve reformular y/o reescribir las frases que tú habías escrito / Ese penoso resultado final, que tiene que ver con tu obra original?
Marc: (Ella lucha la lucha de él / Trabaja a tiempo integral para que se haga justicia / Claudia asumió su sufrimiento, su dolor, su locura, su pasión y se sacrifica ahora por el genial João Gilberto / También cómo yo, cómo tantos, ella fue contaminada).

Marc: Claudia, está João bien de salud, en buena forma?
Claudia: Hace bastante tiempo que debería haberse hecho unos exámenes médicos / De vez en cuando, siente calambres en la mano / Esas molestias comenzaron hace 40 años en New York, y de vez en cuando vuelven / Y claro, él tiene miedo, porque le impiden tocar / Por lo demás, si no fuera por la profunda y larga depresión que te he contado, está todo bien / João es muy activo / Sólo que no cuida de sí mismo.
Marc: Y realizar una terapia…?
Claudia: Ya le sugerí a él eso varias veces, pero me dice que su medicina y su cura es la música / No se da cuenta que no es muy saludable vivir del modo que él vive, dentro de casa, siempre en la oscuridad y la mayoría del tiempo en el más absoluto silencio.
Marc: Alguna vez João sale del apartamento?
Claudia: No / Prácticamente nunca.
Una vez logré arrancarle de casa para ir a visitar las ciudades de su juventud, Juazeiro y Salvador de Bahia / Pero nada mejoró…, estuvo todo el tiempo en el Hotel / Día y noche / Sólo en Juazeiro, se animó un poco… / Aquel día, vio por la calle a una señora conocida y sorprendentemente salió del coche corriendo para ir a abrazarla: María…!
Marc: (Pienso por un instante la escena de un João saltarín, corriendo espontáneamente para abrazar a alguien / Parece totalmente absurda, irreal y maravillosa al mismo tiempo) / Claudia, y si fuera posible sacarle de Rio de Janeiro para llevarle de vuelta para Bahía?
Claudia: No Marc…, imposible / João está mayor y es demasiado excéntrico para salir ahora de Rio / Él no va a cambiar nunca.
Marc: Claudia, eres católica?
Claudia: Sí, lo soy.
Marc: Y João…?
Claudia: La madre de él rezaba todo el día / João medita bastante.
Marc: Según las reglas y enseñanzas de Yogananda?
Claudia: Sí / Respeta mantras y sonidos que le llevan a un nivel más elevado de conciencia espiritual.

Marc: A qué horas se despierta?
Claudia: Suele despertarse a las 10 de la noche / A veces se queda despierto también durante el día / Llega también a pasarse dos días sin dormir y sin comer prácticamente nada / Después duerme unas dos o tres horas para volver a empezar con esa rutina... / João hace mucho tiempo que abolió la noción del día y la noche que todos conocemos.
Marc: Cómo va a celebrar sus 80 años?
Claudia: De ninguna manera / João no celebra nada, nunca / No celebra Año Nuevo, cumpleaños, nada.
Marc: Qué se aprende con João dentro de su apartamento?
Claudia: Es una experiencia única y crucial / Me faltan palabras para poder describir lo que puede sentirse allí / Se puede comprobar cómo es el verdadero arte, y cómo puede ser fatal cuando es tan absoluto / Porque toda esa obsesión integral por la perfección, excluye directamente un montón de cosas / Seres humanos, por ejemplo.
Marc: João encontró su personalidad y su música dentro de aquel cuarto de baño en Diamantina… / Alguna vez ha salido de aquel cuarto de baño?
Claudia: No / Continúa sentado allí dentro / Algunas veces pienso que el destino me dio a Lulu para intentar sacarle de allí… / Pero por qué quieres saber todas estas cosas…? / Es doloroso hablar de esto.
Marc: Porque quiero saber cómo João se convirtió en lo que hoy es / Al final, es una historia casi bíblica.
Claudia: No es un cuento de hadas / Es muy triste / Y tal vez, esta parte de la historia en particular, la de la soledad infinita en la que él vive, sea demasiado triste hasta para ser contada.
Marc: Qué es lo más triste de todo?
Claudia: Sin duda ver cómo sufre tocando mil veces para las paredes la misma música / Es increíble / João desde hace muchísimo tiempo conoce perfectamente y domina un extenso repertorio / Ya puede tocar la cosa más bella del mundo cómo nunca esa canción fue tocada, con la más complicada armonía y los más mágicos y disonantes acordes, que adelantándose a mi comentario, en seguida me dice: Todavía no está lista, Claudia / El miedo que tengo es que nunca esté acabada / Es la ansiedad, la maldita ansiedad…!
Marc: Algún día vas a terminar el documental sobre João?
Claudia: No lo sé / Para ser sincera, no trabajé mucho en él en estos últimos 6 años / Todo lo que hice fue registrar la música de João, para que por lo menos, alguna cosa sobreviva / Puede ser que algún día Lulu termine la película.

Marc: (Se produjo un largo silencio / Vaciamos nuestros vasos y nos miramos / No había mucho más que decir / Después de conversar durante más de 5 horas, estábamos agotados).
Antes de despedirnos, le hago una última pregunta: Claudia, si yo quisiese encontrarme con João, no para conversar, sino sólo para escucharle personalmente tocar Ho-bá-lá-lá, que tendría que hacer?
Claudia: Es muy difícil, pero lo puedo intentar / Puedo explicarle que amas profundamente su música desde el fondo del corazón / Pero no te puedo dar grandes esperanzas.
Marc: Claudia, gracias y hasta siempre.
Claudia: Adiós.


Después de leer estas sorprendentes revelaciones e importantes confidencias de Claudia Faissol, la mujer que llegó al corazón de João Gilberto, podrían estar aquí escritas algunas de las respuestas por las que se puede entender un poco la complicada y excéntrica personalidad de uno de los genios musicales del Siglo XX.
Aquel músico que con sólo con una leve voz y un violão, inventó a finales de la década de los años 50' la Bossa Nova, modificando para siempre la Música Popular Brasileña para después conquistar el mundo.










Esta canción.mp3, es la primera versión de Ho-bá-lá-lá grabada por João Gilberto.
En realidad se trata de una grabación "doméstica" y pertenece a una sesión privada en la casa de su amigo Chico Pereira en Copacabana a inicios de 1958, antes de cualquier edición comercial y/o versión oficial en discos de vinilo en formato de 78 rpm. y LP.

Gracias a Claudia Faissol por autorizar a Bossa Nova Clube la edición de la fantástica foto con su hija Lulu Gilberto, ilustrando este artículo sobre el apasionate libro de Marc Fischer.

Y gracias a Marc Desafinad@ Fischer por tu excelente trabajo / Leyendo tu libro, se puede comprobar en cada frase, tu amor apasionado por la Bossa Nova y tu admiración infinita por João Gilberto, pasión y cariño que comparto.
Allá donde estés, recibe un abrazo virtual verdadero / Vielen Dank...!